La antigua residencia Cautiño, ubicada en Calle Palmer Norte, que data del siglo XIX, es una de las maravillas de la arquitectura urbana de aquella época, siguiendo las líneas del estilo neoclásico criollo, y mostrando detalles elegantes y majestuosos detalles que adornan el entorno de la plaza pública de Guayama.

cau.jpg

Entre las colecciones que alberga esta casa, hay obras de arte, piezas talladas en madera, esculturas y muebles hechos por ebanistas puertorriqueños especialmente para la familia Cautiño.

Las visitas a la casa son de martes a domingo, dejándose los días lunes para obras de mantención, como casi en todos los museos, donde casi siempre se toman un día de semana para no interrumpir el normal flujo de visitas que aumenta considerablemente durante los días festivos.

cautinoliving.jpg

La casa Cautiño fue diseñada por el arquitecto guayamés Manuel Texidor y construída en 1882 a 1887, por encomienda del Industrial Genaro Cautiño Vázquez. Los Cautiño habitaron esta casa por varias generaciones, enriqueciendo sus interiores con fantásticas obras de arte que hoy se ven dispuestas en sus paredes.

La casa todavía conserva pertenencias de las tres generaciones de la familia Cautiño que la habitó. En la casa hay un recibidor, sala, comedor, un dormitorio principal, dos alcobas adicionales, además de un vestidor y balcón interior. Por el lado central del pasillo hay habitaciones para huéspedes, cocina, servicio, almacén y baños públicos.

goldglasses.jpg

La última generación que habito la casa Coutiño fue Genaro Cautiño Bruno, de profesión abogado, quien destaco como bibliófilo, llegando a coleccionar raros y cuantiosos ejemplares de libros.

El Instituto de Cultura Puertorriqueña
restauró la casa cuando esta cumplió su centenario, en el año 1987, habilitándose como el Museo Casa Cautiño que hoy es administrado por el Municipio de Guayama.

Fotos: flickr,elyunke