El Castillo San Felipe del Morro es una ciudadela del siglo XVI, que se encuentra en el punto más noroccidental de la isleta de San Juan, Puerto Rico. El Morro es uno de los aspectos más destacados de cualquier recorrido por la ciudad vieja, ya que allí hay una red de túneles de roca, cuarteles, torres y prisiones donde seguramente, o mejor dicho, de hecho, se revolcaban los prisioneros de guerra que por desgracia o algún descuido caían en manos de sus opresores.
13.jpg

2.jpg

3.jpg

El Morro se levanta cerca de 150 metros en el aire y cuenta con un número de garitas con cúpulas abiertas donde debían trabajar los centinelas de avanzada.

4.jpg

La construcción de este sitio, tuvo lugar entre en 1760 y 1780, cuando muchas de las paredes ya existentes al día de hoy ya existían. En Puerto Rico, el primer faro que se construyó encima de este fuerte fue en el año 1843.

5.jpg

La nueva torre octogonal de ladrillo, tiene una figura que apoya una base también octogonal con una torre de fierro fundido, pintada en gris y blanco. Pasear por entre las murallas antiguas es relativamente barato y proporciona toda una tarde de diversión.

6.jpg

Los fuertes que se conectan por los antiguos túneles subterráneos, son en la actualidad dos modernas líneas donde circulan carros transbordadores que llevan visitas tanto de ida como de vuelta.

Más de dos millones de visitas cada año llegan a explorar este sitio, donde se concentran cientos de años de historia que tuvo España en Puerto Rico.

Vía: wayfarig