cave1.jpg

Un lugar precioso en Puerto Rico, donde se puede pasar todo el día explorando, es el Parque de las Cavernas del Río Camuy. De este lugar, casi todos los viajeros opinan lo mismo: que es un lugar adorable. Lo malo de recorrer este lugar, es que nunca se puede ir sólo, porque este parque tiene 268 acres de cavernas subterráneas, y el riesgo de perderse es muy alto.

Cuando lleguen al parque, tienen que tomar un tranvía hasta una cueva de 180 pies de alto, que se ilumina con una tímida luz que pasa a través de las plantas, donde habitan cangrejos, tarántulas y murciélagos. Hay también, muchas estalactitas y estalagmitas y se puede ver uno de los mayores ríos subterráneos. Aunque el paseo por las más de 200 cavernas es bastante manejable, a veces puede hacerse difícil, porque en algunas partes el camino se vuelve fangoso y húmedo.

Para disfrutar del recorrido a través del parque, la paciencia es el eslabón fundamental, ya que no todo se da tan rápido, ni de modo tan ágil como se quisiera. Un truco clave para antes de ir de gira por este parque, es comprobar el pronóstico del tiempo antes de emprender el viaje. Las excursiones se ofrecen en español e inglés, y en este último idioma la demanda es mayor, por lo que espera se podría hacer un poco más larga. Para los que hablamos y entendemos bien el español, no habría problema con este punto.

El Parque de las Cavernas del Río Camuy, está abierto de miércoles a domingo. Se encuentra a unos 70 kilómetros al suroeste de San Juan, en la zona de Arecibo. En la oficina de turismo de Puerto Rico pueden conocer las mejores agencias para tomar un tour a estas cavernas. Siempre es mejor ir con las que están patrocinadas por esta oficina de turismo.

Vía/ Travel.usnews, Foto/ Flickr (Kenya A.)