Seguro que lo primero que piensan cuando les dicen noche de copas en San Juan, son el ron, la salsa y noches interminables.

11.jpg

Los tragos populares aquí son el ron y los mojitos, y aunque parezca gracioso, hasta la noche tiene su etiqueta especial, ya que hay calles por donde no conviene andar con un traguito en la mano, como cualquiera que no esté cerca de La Fortaleza, donde tampoco es muy bien visto andar muy informal. De hecho, la única calle informal es la San Sebastián, para que sepan.

La noche demanda sus arreglos especiales, y con esto se va desmenuzando el tipo de gente que llega, aunque no sé qué tan elegante es que la chicas anden por las calles empedradas con mini faldas y tacos aguja, pero así es la vida, injusta como ella sola.

Además, deben andar con su buena cantidad de efectivo o al menos, tarjetas, ya que por el casco viejo, un mojito nunca te saldrá menos de 8 dólares. Pero terminando la calle San Sebastián el panorama cambia y pueden movilizarse a otros lados más económicos.

En el pub La Rumba se pueden ir a bailar una salsa típica, mientras que en el Café Seda, es ideal entrar cuando se quiere recordar viejos tiempos, ya que la decoración es muy de los años 60, y cuando se tiene poco dinero, ya que las cervezas allí se sirven partiendo desde 1,5 dólares.

El Café Nuyorican es muy conocido por la música en vivo, aunque por cierto hay muchos locales donde tienen para elegir, y lo mejor es entrar a preguntar por la carta y seleccionar lo que les resulte más tincudo.

Foto: flickr